¿Cómo atenuar el dolor de garganta en niños? Siguiente Todo lo que conviene saber...

¿Cómo atenuar el dolor de garganta en niños?

El dolor de garganta en niños es un problema habitual, pero, por suerte, no suele llegar a ser grave. No obstante, algunas afecciones como la amigdalitis, la faringitis o la laringitis les causan molestias y dolor que podemos tratar de calmar con algunos remedios sobre los cuales vamos a hablar en este post.

Te ayudaremos a diferenciar estos trastornos y te ofreceremos soluciones para prevenir y aliviar el dolor de garganta en niños. Tu pequeño lo agradecerá y podrá descansar mejor hasta recuperarse por completo.

¿Cuáles son las afecciones típicas de la garganta?

Aunque nos referimos al dolor de garganta de manera general, es importante tener en cuenta que nos encontramos ante diferentes posibilidades. Estas son las tres afecciones más frecuentes:

Faringitis: es una inflamación de la mucosa que cubre la faringe cuya causa es una infección bacteriana o vírica. Provoca molestias, dolor y dificultades para tragar, así como fiebre en algunos casos. Podrás ver la garganta de tu hijo enrojecida o incluso un poco blanquecina.

Amigdalitis: en este caso, la infección se ha extendido a las amígdalas, las cuales aparecen con placas blancas o amarillas.

Laringitis: inflamación de la laringe con síntomas parecidos a los del catarro, pero con afonía y tos metálica. En general es de origen vírico y afecta sobre todo a los bebés.

Además, hay algunas enfermedades que incluyen el dolor de garganta entre sus síntomas. Por ejemplo, el resfriado, la gripe, las alergias, el sarampión o la mononucleosis.

Causas frecuentes del dolor de garganta en niños

Aunque el pediatra será el encargado de establecer el diagnóstico, en general hay una tendencia en las causas de estas enfermedades según la edad:

– Niños menores de 4 años: infección vírica, para lo cual se precisa un simple tratamiento sintomático (combatir la fiebre, el dolor, etc.).

– Niños de 4 a 6 años: infección bacteriana y, por tanto, tratamiento con antibióticos. Es muy importante destacar que el antibiótico debe administrarse todos los días establecidos por el pediatra. Terminar antes el tratamiento por parecer que se encuentra mejor puede ser perjudicial para el niño.

Diagnóstico del pediatra

Como hemos visto, el tratamiento depende de la causa de la enfermedad. Por tanto, es imprescindible el diagnóstico de un pediatra para determinarlo. Es probable que recurra a un cultivo de garganta para determinar si se trata de un virus o de una bacteria.

En las últimas décadas, cuando el niño sufría este tipo de infecciones con demasiada frecuencia, el pediatra podía proponer una operación para extirparle las amígdalas. Sin embargo, hoy en día no es tan frecuente esta solución, ya que, como toda cirugía, implica siempre riesgos para el niño.

sintomas-dolor-de-garganta

¿Cómo aliviar las molestias?

Es importante que sepas que puedes atenuar el dolor de garganta de tu pequeño con algunos remedios sencillos y efectivos que te damos desde nuestra Farmacia en Culleredo. Todos ellos podrás aplicarlos en casa de manera sencilla. Seguro que algunos ya los conoces por tus padres o abuelos. Son los siguientes:

– Beber agua un poco caliente con zumo de limón y miel de abeja. Tanto el limón como la miel son alimentos muy nutritivos, ricos en vitaminas y con propiedades medicinales.

– En general, el niño no debe tomar bebidas frías ni tampoco demasiado calientes, ya que empeoraría la inflamación.

– También puede hacer gárgaras con agua y media cucharadita de sal marina a lo largo del día.

– Aplicarle calor en la garganta podrá proporcionarle un alivio temporal. Puedes hacerlo con una toalla humedecida en agua caliente o, incluso, en infusión de manzanilla.

– Usa un humidificador si el niño sufre sequedad en la garganta. Si no dispones de este aparato puedes colocar un vaso de agua encima del radiador.

– Además del tratamiento médico específico, algunos jarabes y caramelos pueden ayudar a calmar las molestias.

– Si le cuesta tragar, dale alimentos blandos o líquidos como sopas, cremas, yogures, etc. No le obligues a comer si no tiene hambre.

– Evitar que cualquier adulto fume dentro de casa, ya que el humo podría resecar la garganta del niño y aumentar la irritación.

jarabe-para-el-dolor-de-garganta

Consejos para prevenir el dolor de garganta en niños

El dolor de garganta, en su mayoría de carácter infeccioso, se transmite con facilidad, ya que es muy contagioso. Por eso, para proteger a tu pequeño, sobre todo si alguien de la familia ya sufre molestias, es importante seguir algunos consejos de higiene:

– Lavarse bien las manos a lo largo del día, sobre todo si se estornuda con frecuencia y antes de comer.

– No compartir alimentos, platos, cubiertos, etc.

– Alejar al niño lo máximo posible de personas afectadas.

– Si el niño sufre otros síntomas como congestión o mucosidad, acudir al pediatra para recibir un diagnóstico completo.

Ahora ya conoces un poco más las causas del dolor de garganta en niños. Ya sabes que no es una afección grave pero que debes acudir al pediatra si los síntomas no remiten o el niño presentara otras molestias. No obstante, sigue nuestros consejos para darle un poco de alivio y acelerar la recuperación.

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

WhatsApp chat